La bien trazada

El entorno de Briviesca está lleno de encantos naturales y culturales que hacen que cada visita sea una experiencia única. Aquí te presento algunos de los lugares más destacados que puedes visitar:

Oña: Este pequeño pueblo es famoso por su monasterio de San Salvador, un impresionante edificio que data del siglo XI. El monasterio es un lugar de gran importancia histórica y cultural, y alberga un museo que muestra la rica historia de la región.

Poza de la Sal: Este encantador pueblo es conocido por sus antiguas salinas, que han estado en funcionamiento desde la época romana. También puedes visitar el castillo medieval y disfrutar de las impresionantes vistas de la región desde sus murallas.

Frías: Esta pequeña ciudad medieval es famosa por su castillo y su impresionante puente medieval. Pasear por sus calles empedradas es como retroceder en el tiempo.

El Santuario de Santa Casilda: Ubicado cerca de Briviesca, es un edificio barroco del siglo XVIII dedicado a Santa Casilda, de origen musulmán del siglo XI. Se encuentra en un entorno natural espectacular cerca de un manantial con supuestas propiedades curativas.

Valle de las Caderechas: Este hermoso valle es conocido por su producción de frutas, especialmente cerezas. El paisaje está salpicado de huertos y durante la primavera, cuando los árboles están en flor, el valle se convierte en un espectáculo impresionante.

Castil de Lences: Anidado en un verde valle con abundante agua, este pintoresco pueblo cuenta con calles empedradas y hermosas casas de piedra restauradas. El agradable murmullo del agua fluyente y las calles adornadas con flores coloridas crean un entorno sereno y encantador.

Estos son solo algunos de los lugares que puedes visitar en el entorno de Briviesca. Cada uno de ellos tiene su propio encanto y te ofrecerá una visión única de la rica historia, cultura y naturaleza de la región.